top of page

Honrarás a tu padre y a tu madre

Un paso a la santificación.

Recordarás que anteriormente hablamos de los Aseret HaDivrot עשרת הדברות (Los Diez Mandamientos) en los cuales hablamos de la peculiar simetría de las tablas, como los cinco primeros incluye la relación del hombre con D-os y los cinco últimos son la relación del hombre con el prójimo, guardando un paralelismo preciso; si no lo has leído, te invito a buscarlo y que no te lo pierdas.


En el libro de Vayikra (Levítico) 19:1-3 nos dice: “Habló Adonai a Moisés, diciendo: Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque Santo Soy Yo Adonai vuestro D-os. Cada uno temerá a su madre y a su padre, y mis días de reposo guardaréis. Yo soy Adonai vuestro D-os.”

 

Cuántas veces nos hemos preguntado: ¿cómo lograré santificarme? Y deseo que interioricemos en esta pequeña porción, donde justamente nos indica el primer paso del camino, y entendamos que El Eterno nos llama a la santidad porque Él es Santo y recordemos que lo que debemos hacer es imitarle e inmediatamente después nos indica “cada uno temerá a su madre y a su padre y mis días de reposo guardaréis. Yo Soy Adonai vuestro D-os”.   Esta instrucción nos remite al quinto y cuarto mandamiento, veamos pues la profundidad de este: ninguno de nosotros hemos elegido a nuestros padres, sin embargo, es El Creador Bendito sea, quien nos entregó a los padres que tenemos y nuestra tarea es honrarlos, y no precisamente por merecimiento, sino porque simplemente son nuestros padres y quien los colocó en ese lugar con un propósito fue El Eterno; para que lo entendamos mejor  imaginemos una empresa donde como en todas, existe un organigrama donde hay autoridades impuestas por el mismo dueño, en ella un empleado no puede llegar a desacreditar a las autoridades que han sido impuestas y cuando esto llega a suceder es retirado de la empresa o simplemente vive frustrado trabajando en contra de su realidad, lo que lo lleva a la desesperación y por consecuencia lo lleva a cortar toda bendición trabajando en contra de su voluntad.

Justamente así nos pasa en el campo de nuestros padres, cuando nosotros no respetamos la autoridad puesta por El Creador en nuestras vidas y no les honramos, vivimos frustrados y renegando de lo que nos fue dado, es decir, caminamos en contra de nuestra realidad, y de hecho por más enojados o en desacuerdo que estemos nada cambiará nuestra realidad; sin embargo, cuando aceptamos el “organigrama” que El Creador ha puesto en nuestras vidas y honramos a nuestros padres respetándolos y amándolos, entonces podemos vivir una vida bendecida porque ¿quién está arriba de nuestros padres en ese organigrama?  por supuesto que El Eterno y ¿cómo podremos llegar a Él si cortamos el canal de comunicación establecido?

Te invito a que no te pierdas la bendición que El Creador Bendito quiere traer a tu vida y reconcilia tu relación en respeto y honra con los padres que Él te ha dado y experimentarás así Su bendición divina, y considera que al final nos dice “Yo Soy Adonai vuestro D-os” y es como cuando se firma un contrato al final de las cláusulas se firma y el mismo Creador es quien está firmando cada mandamiento, que el único fin, es llevarnos a la santificación y ¿por qué necesitamos santificarnos? sencillamente porque Él es Santo.


No desmayes, permanezcamos unidos en Operación EJAD (uno), por la paz de Yerushalaim (Jerusalén) dentro de sus muros, en cada frontera de Israel, por cada hombre y mujer que aún permanece secuestrado, por cada soldado, por cada familia enlutada, por cada hijo de la Casa de Israel.


Shalom u´brajot 

Paz y bendiciones desde la tierra de la Biblia

Am Yisrael jai / עם ישראל חי ! / ¡El pueblo de Israel vive!

270 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 comentario


Bendiciones hermanos y gracias por siempre traducir las fraces que escriben en hebreo ,me encanta el lenguaje pero es un poco dificil so cuando leo sus post me encantan ya que siempre explican y tradusen ...... que Dios los sigua bendiciendo.......Shalom u'brahot

Me gusta
bottom of page